Los matones la molestaban mucho, pero cómo ella volvía a sorprender a todos …




Su familia lo era todo
El mundo exterior trató de alejarla, pero, afortunadamente, su familia siempre la hizo sentir amada y bienvenida. Los Kritzecks constantemente aumentan la confianza de Hannah y la llenan de positivismo. En casa incluso bajaron todos los interruptores de luz y agregaron taburetes a la cocina y al baño para poder alcanzar los fregaderos y los mostradores y sentirse normales. Cuando su madre adoptiva, Jackie, padecía una enfermedad renal poliquística y necesitaba un trasplante de riñón, decidió que no podía quedarse parada y ver a su madre sufrir.




Estos famosos actores y sus dobleces harán que hagas una doble toma

7 trucos de limpieza baratos y geniales que te harán la vida mucho más fácil