7 Remedios caseros que alivian el dolor de rodillas




Terapia de calor


El calor también ayuda a aliviar el dolor porque relaja los músculos y previene que las articulaciones se engarroten. El calor por lo general se utiliza en combinación con terapia de frío porque las dos se complementan.





El frío es mejor dentro de las primeras 24 horas porque reduce la inflamación significativamente. El calor entra después a calmar el dolor residual y te mantiene tan ágil como sea posible.

Puedes utilizar el calor tantas veces quieras, pero aplica el parche de calor sobre tu ropa o sobre una toalla para que no te quemes la piel. Ten en cuenta cuanto sube tu temperatura corporal y detente cuando empieces a sentirlo demasiado caliente. Por esta razón no recomendamos utilizar el tratamiento de calor durante la noche.




7 motivos por los que un producto ‘light’ es peor que uno normal

11 alimentos que generan la grasa abdominal