Mascarillas caseras para conseguir una piel radiante y descansada




Mascarilla de levadura de cerveza para pieles secas

Mascarilla para el acné de levadura de cerveza y huevo Aire revista

La levadura de cerveza limpia, nutre y normaliza la piel. Es ideal para los cutis secos, deshidratados y cansados. Con esta mascarilla se atenúan las arrugas existentes, aporta luminosidad al rostro e hidrata en profundidad. También acelera la reparación natural de las células dañadas por las exposiciones solares, por lo que es especialmente recomendable en verano.

  1. Pon en un recipiente una cucharadita de levadura de cerveza en escamas. Añade dos yemas de huevo y dos cucharaditas de miel ligera. Seguidamente, incorpora media cucharadita de vinagre de sidra y dos cucharaditas de nata agria. Bátelo todo, si es posible con una batidora eléctrica. Si queda demasiado espesa, añade un chorrito de leche entera.
  2. Aplica la mascarilla y permite que actúe en tu rostro aproximadamente 20 minutos.
  3. Retírala con abundante agua tibia y aplica tu crema habitual de tratamiento.



¿Haces las sentadillas correctamente? Descubre los trucos para conseguir el culo perfecto